Como (nunca) descuidar el lapso con un varon mas mozo

  • 22 June 2022
  • |
  • Comments Off on Como (nunca) descuidar el lapso con un varon mas mozo

Como (nunca) descuidar el lapso con un varon mas mozo

Estabamos casi en el puente en la autopista I-5 en Eugene, Oregon, cuando me pregunto: “?Cuantos anos de vida tienes?”.

“Cuarenta asi­ como cinco”. Acababa de preguntarle su perduracion y no ha transpirado me sorprendio saber que separado tenia 32 anos de vida. Actualmente le tocaba an el novio sorprenderse. Estaba segura sobre que habiamos terminado.

Sin embargo se limito a hablar de: “ah”, y siguio conduciendo.

Mas tarde, despues de efectuarse subido a la cima sobre la montana y permanecer tumbados de espaldas, mirando un paraiso despejado, me dijo: “?Como podri­a ser no necesitas canas?”.

“No lo raya se, aunque Jami?s he tenido mi cabello”.

“Se nota. El cabello sobre ese color nunca sale de una botella”.

Nunca sabiamos demasiado el individuo de el otro, salvo que el era reportero de noticias en un periodico local, asi­ como yo era becaria detras de culminar la trayectoria sobre periodismo, que estudie Ahora entrada en anos de vida. Le gusto un producto que habia texto sobre un coleccionista de sellos en el que usaba la palabra “filatelico”.

Me gustaba su modo desenvuelta de interviuvar a la gente por telefono, desprovisto nombrar como lucia cuando vestia con culotes caqui asi­ como el diminuto rizo de pelo castano que le caia en el cuello de la camisa. Era inteligente y bastante entretenido.

Yo estaba recien divorciada asi­ como tenia tres hijos sobre dentro de 11 y 19 anos. David habia renunciado an una tarea de reportero en Indiana Con El Fin De trasladarse a Oregon asi­ como conseguir cuidar a su abuela, que lo habia criado luego sobre que su madre abandonara a la clan. Nunca se habia casado.

Ocho meses luego, el asi­ como yo acabamos funcionando en otro vi­a sobre comunicacion, a donde formabamos pieza sobre un grupo sobre periodistas a las que les gustaba ir a beber cerveza asi­ como conversar luego del labor. Ninguna persona sabia que estabamos saliendo, puesto que David creia firmemente que los romances en el labor eran la mala idea, en hipotesis.

En la acto, pasabamos bastante tiempo juntos. El novio era un avido surfista y no ha transpirado a mi me gustaba estar en la playa con nuestros perros. Acampabamos, haciamos senderismo, cocinabamos. Nunca se nos acababan los temas de charla ni las bromas. Celebrabamos cada solsticio asi­ como equinoccio con una gira y no ha transpirado un jornada de ambito en el bosque; dejabamos golosinas Con El Fin De las animales salvajes asi­ como haciamos el amor sobre una manta Con El Fin De efectuar el cambio de estacion.

Un frio dia sobre solsticio de invierno, nos encontramos solos en la cima de un monte de roca, observando con amabilidad como una enorme cumulo negra se dirigia hacia nosotros en un cielo que, por lo demas, era azul. Cuando la nube nos alcanzo, nos refugiamos escaso la saliente de roca, riendo incredulos entretanto la nevada caia acerca de las plantas y las piedras. a unicamente 30 metros del trayecto, el piso estaba intacto.

Poco luego, estaba cortando verduras en la barra de mi cocina cuando senti que el amor me llegaba, como un asalto corporal en el busto. ?Es este el tipo sobre amor que se ve en las peliculas?, me pregunte. A pesar sobre mi dilatado matrimonio, invariablemente habia pensado que esa magnitud sentimental debia ser falsa. Actualmente sabia que era algo real.

Claramente, David igualmente me amaba y nunca tenia miedo de demostrarlo, aunque nunca pude prevenir preocuparme por la desigualdad de antiguedad. El queria formar una casa, desplazandolo hacia el pelo yo bien tenia la.

Un jornada, entretanto esperabamos para atravesar la avenida, volteo a verme y no ha transpirado me planteo exactamente ese tema, diciendo que queria casarse con alguien que Ademi?s tuviera al completo eso por delante.

“Lo se”, le dije, cuando comenzamos a cruzar. “Yo tampoco deseo casarme contigo”.